1993 es el año en el que conocimos ese mágico juego del con el protagonista que en lados aparecía de color blanco y posteriormente se volvio rosa rosa: Kirby’s Adventure. Sería este juego que sale a la luz fruto de la visión de Masahiro Sakurai y el hombre que este 11 de Julio de 2015 decidió volver a Dreamland: Satoru Iwata. Kirby Dreamland La trayectoria de Iwata es reconocidad porhaber contribuido a la programación de los juegos Pinball (1983), Ballon Fight (1984), Famicom Grand Prix II (1988) y NES Open Tournament (1991). Iwata rescató con conocimiento y habilidad la compañía en la que inició sus esfuerzos: HAL, y llevó a otra a dimensiones y lugares revolucionarias: Nintendo. Satoru  Iwata Entre sus grandes logros resaltamos que la comunicación estratégica de Nintendo se transformó para ahora mantener un contacto constante con su audiencia de forma directa con los gamers. Hacer los juegos más accesibles para las personas a través de los controles del Wii. Incrementar la portabilidad y jugabilidad de los mismos con la consola DS, mejorar la capacidad de los juegos como en el caso de Pokemon y en épocas recientes, la firma con DeNA para desarrollar juegos de celular, la creación de los amiibos, la inclusión al mercado de la salud y el proyecto sucesor del Wii U, el proyecto NX. Iwata

Comprender el hardware y el software de Nintendo lo hicieron el candidato ideal para seguir el legado que Hiroshi Yamauchi le encomendaría a Iwata. Esta habilidad se sumaría a la esencia que generaría las transformaciones más poderosas de la compañía: ser gamer de corazón y por lo tanto, entendernos. Es por eso que para quienes seguimos con cariño y aprecio la estrella de su legado seguirá brillando en la fuente de los sueños, esa misma fuente en la cual cada uno entrega su corazón y su vida en los proyectos que permanecen.